Con más de 20 mil votos de diferencia, finalmente la opción del SÍ se impuso sobre la del NO en la Consulta Popular realizada ayer en la provincia de La Rioja, por lo que la ley de Enmienda sancionada por la Cámara de Diputados quedó convalidada. La mayor diferencia de se dio en el departamento San Blas de Los Sauces (85,79% a 14,21%) y en los restantes departamentos donde se impuso el SI, la diferencia no bajó de los 60 puntos porcentuales.

Con el 99,12% de mesas escrutadas, el SÍ alcanzó los 70.945 votos, esto es el 25% del padrón electoral y se impuso en 16 de 18 departamentos de la provincia, con amplios porcentajes en la mayoría de ellos y el NO solo logró imponerse por escaso margen en la Capital y Famatina, con un total de 50.247 votos, apenas el 17,90% del padrón.

El porcentaje de votantes alcanzó casi el 44%, y no le alcanzó a la opción del NO, con los resultados obtenidos, para poder dejar sin efecto la ley de enmienda constitucional. También se destacó que prácticamente no hubo votos nulos, ni recurridos ni en blanco.

La diferencia porcentual más amplia se dio en la tierra del propio gobernador Sergio Casas, San Blas de Los Sauces, donde el SI llegó al 85,79% y el NO solo al 14,21%. Rosario Vera Peñaloza fue el segundo departamento con mayor diferencia, 83,72% a 16,28% y General Ocampo fue el tercer departamento donde el SI superó el piso del 80% (80,41% a 19,59%).

Luego, en algunos departamentos la diferencia se ubicó en el orden del 70%, como los casos de San Martín (77,6% a 22,4%), Sanagasta (76,88% a 23,12%), Vinchina (76,11% a 23,89), Independencia (74,72% a 25,28%), Juan Facundo Quiroga (74,63% a 25,37%), Castro Barros (72,15% a 27,85%), Ángel Vicente Peñaloza (71,43% a 28,57%), Arauco (70,84% a 29,16%) y Felipe Varela (70,73% a 29,27%).

En el orden del 60% del porcentaje del Sí estuvieron los departamentos de Chamical (65,53% a 34,47%), General Belgrano (65,1% a 34,9%), General Lamadrid (64,95% a 35,05%), y Chilecito (61,52% a 38,48%).

El No logró imponerse en los departamentos Famatina, por un escaso margen del 5% y en Capital la diferencia a favor del No fue de apenas 3 puntos porcentuales.